Acoidán Duque y Raúl Rosas triunfan en sus respectivos combates

Foto del autor

By Jaula Magazine

El segundo fin de semana de MMA de junio llegaba con los nombres propios de Acoidán Duque y Raúl Rosas en las agendas de los aficionados castellanoparlantes, y ambos luchadores repartieron alegría entre sus fans al hacerse con la victoria en sus respectivos combates.

En el caso de Acoidán Duque, el canario pasó a las semifinales del torneo de Oktagon MMA tras imponerse por decisión unánime a su rival, Mochamed Machaev.

El canario incrementó así su récord hasta las 20 victorias y las 4 derrotas, y está a un solo paso de una final en la que lucharía por 300.000 euros en metálico.

Como explicó Duque en su entrevista con Jaula Magazine, llegaba a este enfrentamiento en plena forma y dispuesto a medirse de par a par con un rival 10 años más joven, y el español cumplió con su promesa.

Rosas pone fin a su rivalidad con Turcios por la vía rápida

Mientras Duque demostraba en Praga que la edad no importa cuando se tiene el talento y la capacidad de sacrificio, Raúl Rosas se ocupaba de certificar esta premisa en Estados Unidos, pero desde un prisma completamente diferente al del canario.

A sus 19 años, el mexicano llegaba a su pelea con Ricky Turcios con las ganas de demostrar que los problemas que obligaron a cancelar su combate hasta en dos ocasiones eran historia, y así lo hizo en cuestión de dos asaltos.

Después de finalizar a Turcios con un mataleón, Rosas robó el show en su entrevista dentro de la jaula, y se ocupó de dejar un mensaje que habla claramente de su gran ambición: quiere ser el campeón más joven de la UFC y, de momento, va por el buen camino con sus 9 victorias y tan solo 1 derrota.

Las artes marciales mixtas regalan estas historias atemporales cada fin de semana, y la de esta ocasión estuvo protagonizada por dos luchadores en momentos teóricamente opuestos de sus carreras deportivas.

Deja un comentario