Robert Whittaker sella su regreso a la cima en Arabia Saudí

Foto del autor

By Jaula Magazine

Robert Whittaker llegó al primer evento de UFC en Arabia Saudí con ganas de demostrar que su victoria frente a Paulo Costa no era un espejismo y que, Khamzat Chimaev y sus problemas aparte, él es la principal atracción del peso medio, sea cual sea el cartel que orqueste la promotora de Dana White.

Tantas fueron sus ganas, de hecho, que el australiano las sacó a relucir nada más empezar su combate frente a Ikram Aliskerov y logró noquearlo en tan solo 2 minutos.

Después de hacer una lectura rápida de las contras que lanzaba Aliskerov cada vez que él sacaba su jab a pasear, Robrt Whittaker conectó un 1-2 que desestabilizó al ruso.

Con Aliskerov tambaleándose, ‘The Reaper’ olió la sangre, y después de lanzar uno de sus característicos high kicks, derribó a su rival con un uppercut cargado de malas intenciones que puso el punto final al combate y un broche de oro a la noche saudí de la UFC.

Whittaker celebró la victoria con la rabia de quien no había conseguido finalizar una pelea desde 2017 – a pesar de haber sumado 7 victorias en 10 combates desde entonces y de haber dejado grandes espectáculos en sus triunfos por decisión unánime -, y al ser preguntado por Daniel Cormier en la entrevista postcombate, no dudó.

«Soy el hombre del saco, soy el mejor del mundo y soy un rival terrible para cualquiera en esta división», sentenció Robert Whittaker.

Y si para demostrar esto tiene que hacer de suplente en el enfrentamiento por el título que Dricus Du Plessis e Israel Adesanya tendrán en UFC 305 en Perth, está dispuesto.

«Peleo contra quien sea en cualquier lugar y hoy lo he demostrado», añadió.

El KO de Robert Whittaker fue la guinda a un evento espectacular

El regreso de Whittaker por todo lo alto fue motivo de celebración para muchos aficionados al MMA del mundo, pero si alguien descorchó una botella de champán tras el evento de UFC en Riyadh, ese sin duda debió ser Dana White.

La primera velada de la organización estadounidense en suelo saudí salió como la seda y dejó grandes peleas para el recuerdo, como la protagonizada por un Shara Magomedov que pinta a futuro campeón, o la disputada entre Volkan Oezdemir y Johnnie Walker, sin olvidar el choque de trenes ruso entre Sergei Pavlovich y Alexander Volkov.

Tras abrir la veda, queda por ver si UFC vuelve a Arabia Saudí con un evento numerado, o si reserva esas ocasiones para los eventos en Emiratos Árabes Unidos. Los millones del país del Medio Oriente, no obstante, ya están asegurados, y esto sin duda repartirá felicidad por la sede de la organización norteamericana.

Deja un comentario